Valparaíso, Capital Cultural

Samuel Toro Contreras

 

En esta charla dada por Samuel Toro Contreras se abordó el tema del arte como uno de los muchos saberes acumulados. Estos saberes son tomados como parte de la jerarquización que se ha impuesto a ellos. De acuerdo a ello, ciertos saberes tendrían más importancia que otros para una sociedad o cultura. Esto es lo que menciona Toro en la charla como las “victorias sobre la subjetividad”, las que devienen en ejercicios de poder que detentan la importancia sobre lo que se educa o no, o sobre lo que es más relevante enseñar y qué descartar.

 

Con respecto al tema de las artes, y siguiendo lo anterior, nos menciona que los bienes artísticos nunca son iguales para todxs, pues son las mismos ejercicios de poder los que enmarcan, en una misma sociedad, cuales beneficios cualitativos son entregados a cuales grupos y a cuales no. Con esto se ideologiza, muchas veces sin saberlo, la subjetividad sobre la comprensión política del mundo a través de la subjetividad, y Toro menciona que la disciplina más relevante en la formación cultural sobre la subjetividad es la formación de las artes.

 

Otro aspecto añadido, importante, es la teoría que establece sobre los principios de frustración que se generarían a partir de estas diferencias en la repartición de los vínculos subjetivos en el arte. Sin embargo, Toro nos menciona que es esa frustración una importante condición de posibilidad desde donde partir a través de los territorios y localidades específicas para la construcción de identidad artística o escena artística, y que no es necesario mantener la relación dialéctica del trinfuo-frustración , la misma que impulsa al intento de acceso a los circuitos de poder, sean estos, regionales, nacionales o internacionales. Toro invita a desprenderse de esta lógica y potenciar el ejercicio de frustración de un estudiante de arte, pero no entendiendo esto último como una victimización en torno a la condición de no reconocimiento oficial.

 

 

DIRECCIÓN DE DESARROLLO CULTURAL

DE LA ILUSTRE MUNICIPALIDAD DE VALPARAÍSO

blog Justo Pastor Mellado